29 mayo 2006

¡Señora, por favor!

"¡Señora!... ¡¡Por favor!!"
¿Una frase? ¿Una frase sin más? No. Un "señora, por favor" es la más brillante demostración de la impotencia. Un quejido de frustración ante el más absoluto atropello. Este atropello es el de las mujeres haciendo uso del arma más poderosa de la sociedad: ser UNA SEÑORA.
Desde este humilde reducto de nuestra civilización, nos disponemos a hacer acopio de todos los atropellos que continuamente nos invaden.
Porque la pregunta que se nos viene a la mente a diario empieza a horadarnos la cabeza: ¿Qué necesidad había, cojones?

2 comentarios:

Ricardo Marquina dijo...

sabia es la frase, sin duda!

Airos dijo...

Mira Laura, ¡nuestro primer comentario!
Gracias Sr. Marquina