19 enero 2007

Cosas de la Física.

Se supone que cuanto más espacio se tiene para respirar y moverse... mayor es la sensación de "espacio".
Imagínense en un ascensor. Prefieren ir solos, ¿verdad?.
Pues bien, él cambiaba todas las leyes de la Física conocidas. Cuando no estaba, el espacio era más pequeño.
Parecía que había menos aire...
La fuerza de gravedad se multiplicaba...
La capacidad de movimiento disminuía...

Él cambiaba la realidad del mundo. Cambiaba la realidad de mi mundo.

15 comentarios:

Tocotó dijo...

Vaya, siento mucho que esto esté escrito en pasado, porque debe de ser genial tener a alguien que te cambie las leyes de la física en ese sentido...

En cuanto a lo de la superheroína, acabo de probar la web y no me da ningún problema, lo que tienes que hacer es, en cuanto selecciones la siluet del héroe en cuestión, le dices que quieres la opción completa para que cargue todos los accesorios posibles. Lo único malo es que no puedes guardar la imagen del final. El truco es pinchar en el botón de imprimir pantalla del teclado y luego pegarlo en el paint u otro programa y guardarlo... Esero que te haya servido de ayuda. Graciñas por la visita.

Laurita dijo...

Jiji, y encima es gallega. Si es que lo tiene todo.
Lo del paint ya me lo estaba temiendo yo.
Y no se preocupe usted, señorita Tocotó, porque aunque este post esté escrito en pasado, el caballero en cuestión sigue estando en mi vida (espero que para unos 200 años). Es solo que anda un poco lejos, pero la semana que viene vuelve a tierras españolas (lo malo es que me pilla de exámenes, ntchs).
Gracias por tu ayuda!!
(Graciñas).

Tocotó dijo...

De nada, un placer, y feliz reencuentro, yo soy una experta en amores a distancia... para mi desgracia claro...

Besiños galegos.

Laurita dijo...

Ya he conseguido convertirme en superheroína. Estas cosas sólo se hacen cuando estás de exámenes, manda webos, cualquier cosa con tal de no ponerse delante de los apuntes.
El reencuentro... Tendrá que ser en la biblioteca de mi facultad muy a mi pesar.
¡Qué agobio!

Airos dijo...

Bah, seguro que es un gilipollas.

Laurita dijo...

Si está en casa y no me llama para decirme qué tal su examen... Sí, es un gilipollas. Con pintas, además.

Anónimo dijo...

El viernes llega, encanto. El viernes llegan.




Paulita

Laurita dijo...

Pues llegan en mal momento, todo hay que decirlo.
Pero, oye, habrá que compaginar.

Laurita dijo...

Uf, que duro ha quedado eso. compréndeme, se avecinan los exámenes. Estoy en un sinvivir.
Si yo le quiero.

Anónimo dijo...

Horas, ya sólo quedan horas... para que las leyes de la Física de su mundo vuelvan a la normalidad. Espero por su bien, que esa "fuerza de la gravedad que se multiplicaba" en ausencia de su amado, no haya hecho estragos en su cuerpo... la ropa interior femenina está carísima!

Laurita dijo...

Nada como llevarse unas tijeras al Women´s secret. (Nunca me atreveré a hacerlo).

Laurita dijo...

Por cierto, adivine quién se está tomando una tila en estos mismos instantes. Suelo ser de natural nervioso. Pero de exámenes... y con este hombre que llega en 14 horas y media!!! Lo de dormir se ha vuelto algo de lo que ya ni me acuerdo.

Anónimo dijo...

Mmmmm... no sé... difícil adivinanza me propone usted... Creo que son varias las damas que ansiaban su regreso. Por no hablar de otros tantos caballeros. Aunque dudo que estos necesitasen infusionarse durante la espera.
Feliz reencuentro

Laurita dijo...

De eso estoy completamente segura: los caballeros que le esperaban no necesitaban infusionarse durante la espera. Probablemente las damas tampoco. Ya le digo que yo soy de natural... nerviosillo. Y dicho sea de paso, es que tenía muchas ganas de ver a ese caballero en cuestión, que no se imagina usted lo que le quiero, ¡leñe!.

Laurita dijo...

¡ah!, si, gracias, el reencuentro fue muy feliz.