24 mayo 2007

Ya... Ya...


Ya sé que no debería tener un blog si no lo actualizo de una manera asidua. Para dos personas que me leían ya se habrán cansado de mí (bueno, con suerte igual una no). En fin, que esto de escribir es un sindiós (o un without god según se mire). La razón del abandono del blog se debe a ocupaciones diversas que surgen de dónde menos te lo esperas, pero actualmente, la razón es tener todo el hocico metido entre libros y apuntes (que no tienen mi letra).
Los exámenes se acercan y viene la época más asquerosa del año, no entiendo pr qué sigue funcionando este sistema anticuado de evaluar a los estudiantes. Si está demostrado que lo pasamos como el culo.
En fin, les invito a idear alguna forma nueva de medir los conocimientos estudiantiles para no tener que pasar por estos malos tragos cada 4 meses.
Gracias.

Ya... Ya... Ya voy, ya sigo estudiando, joé.

4 comentarios:

Airos dijo...

Yo propondría evaluar por la altura de cada individuo, en relación con la asignatura que ataña en cada caso.

Por poner unos ejemplos:

-Asignatura: Picasso. La matrícula de honor se otorgaría a aquellos que midiesen 1.64 m. Cada 3 centímetros que nos alejáramos del pintor andaluz, 2 puntos menos.

-Asignatura:Hidráulica. La matrícula de honor se daría a aquellos que midiesen 760 mm. Cada 3 centímetros que nos alejáramos de tan feliz altura del mercurio, 2 puntos menos.

Y así continuamente. No es un baremo muy justo pero sabemos qué nota vamos a sacar antes del examen. No hay agobios, no hay que fotocopiar apuntes. Aprender y enseñar.

Laurita dijo...

Lo de la asignatura de Picasso me viene perfecto. Pior mucho que siempre ande diciendo que mido 1.70, probablemente ande en torno al 1.64, así que sacaría matrícula de honor. Y me quedaría muy tranquila porque me la merezco, que con la tontería lo piloto bastante, verás: Que ves un retrato y el presonaje en cuestión tiene un ojo en la frente y otro en la sien, pues es de Picasso, ¡pum!.
Fácil.
Venga, dénme la matrícula ya.

Tocotó dijo...

Bienvenida chica, ¡¡¡por fin!!! Ya se te ehcaba en falta, el abrir tu página y encontrarme un día tras otro a la simia daba un poco de mal rollo...

Yo como profesora no puedo proponer un sistema alternativo a tanto sufrimiento, chorry... Sólo te diré que en un tiempo lo verás todo de otra manera y te reirás de los nervios y el mal trago de los exámenes... Palabra.

Laurita dijo...

Pues eso espero, porque esa sensación de falta de aire y de tener todo el peso del mundo sobre los hombros no se la deseo a nadie.