07 abril 2008

¡Atiende!

Éramos niños (o jóvenes) y esta mujer de culo escurrido enfundada en tela de cojín de mercadillo nos parecía una sex symbol. Manda cojones. ¡Éramos tan inocentes en aquellos tiempos! Y no me refiero a que fuésemos niños, me refiero a la sociedad en general. Era una sociedad muy inocente, no voy a decir pura, pero más impresionable, por lo menos.

En fin, que Rafi Camino presumió mucho de haber sido novio de esta tía, pero es que no era para tanto, oiga. Me he alarmado enormemente al ver el video. Joé, yo la recordaba en un poster que un primo mío tenía en la puerta de su habitación y me parecía una tipa impresionante. Me he quedado helada al ver como sacudía el culete. Hay que fastidiarse, hay cosas que no envejecen bien, ni siquiera aunque queden congeladas en el tiempo, lo vuelves a ver y no te hace gracia o te parece feo. ¿Entonces?. ¿Ha cambiado ese objeto o somos nosotros los que hemos cambiado?

9 comentarios:

Otis B. Driftwood dijo...

A ver, yo se lo voy a explicar: el problema de la Fox no es que saliera meneando el culo como el ídem... ¡¡¡es que nos prometieron tetas, y la tía se empeñó en salir con una chaqueta de cuero abotonada hasta las cejas!!!

Algunas semanas después Chicho quiso repetir la jugada con Sabrina... y esta vez sí le salió bien, je. Por eso Sabrina es más mítica en España que la inglesita-llavero (apenas pasaba del metro cincuenta y estaba canijilla, de ahí la desproporción y la mala impresión que deja su retaguardia).

Eso, que nos timaron con la Fox. Traumatizante.

Laurita dijo...

Pues no sabía yo que era inglesa. Aunque las ingles sí se le veían en el citado poster (en el que, por cierto, aparecía en bikini y se la veía muy exhuberante).
Voy a meterme en el youtube a ver la teta de Sabrina, ale.

Laurita dijo...

Ya he vuelto del youtube.
¡Joder! Pobre Sabrina. Es que había veces que la teta no quería salirse y no vean ustedes los saltos y los movimientos de brazos que tenía que hacer para conseguirlo, queda hasta grotesco, son como espasmos. Si hubiese empezado a salirle espuma de la boca, me habría parecido normal.
Miren que a mí esta mujer me gustaba también, pero viendo los vídeos ahora (no me he conformado con el boys, boys, boys)me da no se qué, la canción es totalmente algo secundario y ella lo sabe. Aunque lo cierto es que tiene la proesionalidad de cantar mientras sonríe y da unos saltos enormes para sacar su teta y la muy cuca, después se la mete, como diciendo "ay va".

Aún así prefiero a Sabrina Salerno, que está más maciza, más tentable como diría aquél y se la ve sana.

Oyros dijo...

Pues sí, mejor Sabrina. Aunque, puestos a elegir, cuando era joven e inexperto me gustaba más Kim Bassinger...

Laurita dijo...

Eso dice el señor Airos, que tenía un culete pa forrar pelotas.

Otis B. Driftwood dijo...

Airos siempre tuvo algo de poeta...

fanshawe dijo...

A mí me dan pena las segundonas que no pasaron a la historia en esta competición, como Ángela Cavagna o Danuta Lato, polaca esta última. Es que en un partido Real Madrid-Palamós yo siempre iré con el Palamós...

Airos dijo...

De Marta Sánchez las bufas,
el culete de la Bassinguer;
tardaría mucho en la ducha,
¡ay!, si se me implantasen.

Tocotó dijo...

Lo de la teta de Sabrina es mítico, pero también la falda que se iba subiendo y subiendo... la pobre no podía atender a la fada y la teta a la vez. A propósito, no sé si debería de decir esto, pero tengo la casete del Boys boys boys en casa... Un reliquia oiga.